Infórmese
Violencia de género, violencia doméstica

Violencia de género, violencia doméstica

“El amor es indisoluble de su idea de libertad, que implica ser capaces de obedecer a la razón y al conocimiento, y no a las pasiones irracionales” Eric Fromm.

*En agosto de 2021, el periódico online The Los Angeles Times publicó el artículo y testimonio real de María Cabeza, víctima de maltrato durante 16 años por parte de su expareja. Basado en su testimonio y escritura, el texto a continuación.

La violencia de género es doméstica, ya que existen hombres maltratados, también niños y abuelos.

La violencia no comienza con un golpe sino con el desamor. Eric Fromm, psicólogo y filósofo alemán, dice en sus numerosos escritos que es casi imposible definir el amor, pero si nombra dos características esenciales: la voluntad y la libertad.

Si hablamos de violencia física, de un hombre a una mujer, las mujeres sienten ser capaces de identificar a este tipo de hombres, han escuchado acerca de los casos que han sufrido otras mujeres; “jamás permitiré que eso me pase a mí”. Pero, si les ha pasado a ellas, le podría pasar a usted.

¿Qué hacer?

Siempre se habla de qué es la violencia, pero casi nunca se le dice a la víctima qué hacer y, sobre todo, que funciona en estos casos.

  • En caso de violencia doméstica, usted puede recibir apoyo de la Línea Nacional sobre Violencia Doméstica llamando al 1-800-799-7233 (para español 2) o al 1-800-787-3224 (TTY, para personas con discapacidad auditiva).
  • En caso de violencia o maltrato a niños o niñas puede contactar con la agencia estatal de servicios de protección al menor. También puede llamar al 1-800-422-4453 (para español 1), la línea directa para denunciar el abuso a menores de edad.
  • En caso de no estar legalmente en Estados Unidos, puede denunciar el maltrato y la violencia. Las visas U están previstas para las víctimas de delitos y pueden regular su estancia por tres años e incluso de manera permanente. Para solicitar la visa U no necesita tener regulada su estancia en el país.
  • En caso de peligro inmediato o emergencia, llame al 911 o al número de la policía local.

 

¿Estamos mejor que antes?

Sí, pero falta, y mucho. Hoy siguen muriendo mujeres, niños y hombres.

¿Es algo mundial?

Sí, la violencia doméstica es un flagelo mundial. Ocurre igual, demasiadas víctimas, demasiados casos; y el proceso de denuncia varia bien poco.

¿Cómo se sigue?

  1. Terapia, para usted. Ayudará ir a grupos de violencia de género. Va a necesitar mucho amor, diálogo, contención y escuchar y comprender que esta persona le maltrataba desde el día uno, él no cambió, siempre fue así. Comenzará a sanar cuando se da cuenta de que, si bien no puede cambiar el pasado, si puede cambiar la manera de verlo.

 

  1. Resentimiento. Llantos contenidos brotan de manera desordenada, palpitaciones, sudor. No importa: es tiempo de sacarlo, de sanar, el volcán erupciona. Intente perdonar, no sea esclava de quién le hizo esto. Perdónese. Usted no eligió esto; hizo lo que pudo. Usted se tiene a sí misma. Se recuperó, usted es un ser humano digno que ha dicho no, esto es no.

 

  1. Las personas que le rodean. Intente rodearse de gente buena, sana. Ayude a quienes están en situación de violencia y deje de tener miedo; decida explorar su condición de mujer, posiblemente devastada y destruida. Así llegará a quererse, de nuevo, poco a poco. Es momento de expresarse, de hablar mucho, de encuentros con su familia y amigos, con gente buena. Juegue, libérese, sonría, imagine, suba, baje, goce, baile, crea en sí misma, reviva, reencuéntrese.

 

  1. Conocerse a sí mismo(a). Siga en el camino del autoconocimiento. Hoy, su corazón es un poco más sabio y se dejó guiar por su intuición. Quédese con lo bueno, lo demás olvídelo. Nunca olvide que la vida es maravillosa; escuche esa canción que le hace sonreír, ¡le invito a cantar! Renazca y vibre en sintonía con su paz interior.

 

“Te perteneces a ti”.

 

Fuente Consultada: Texto basado en el artículo y testimonio personal de María Cabeza (Argentina) publicado el 25 de agosto de 2021 en The L.A. Times

Leave a Reply

Your email address will not be published.