Servir a Dios

Cuando nosotros colocamos lo que somos o lo que tenemos para servir a los propósitos de Dios, la promesa se materializa en nuestras vidas. 

Con Dios se es exitoso

Porque cuando la ofrenda se coloca frente al Altar, dice el Señor Jesús que está santificada, lo que significa separado de los propósitos de Dios.