Blog
Cuando usas la fe y aparentemente no funciona

Cuando usas la fe y aparentemente no funciona

Los testimonios de transformación de vida es una referencia para mostrar la grandeza de Dios, lo que Él hace en nuestra vida y en la de las personas. Es a través de los testimonios que se muestra que la Palabra de Dios es verdadera y fiel. Cuando la Palabra de Dios se coloca en práctica y se cree en ella es imposible que la vida no cambie, porque si hay algo que Dios honra es Su propia Palabra, como aconteció en mi propia vida.

Existen personas que me han preguntado:

¿qué es lo que usted aprendió, ahora que estuvo con el problema del COVID -19?

Mi respuesta es la siguiente:

He aprendido aún más que la Palabra de Dios es verdadera y que no hay contradicción, ella se cumple cuando uno confía.

Uno sólo puede dar testimonio de que la Palabra de Dios es verdadera y se cumple, cuando enfrentamos un problema o una lucha. En ese momento de la adversidad puede ser que uno manifiesta la fe, pero al parecer no acontezca nada, porque fue exactamente lo que aconteció conmigo. De un momento a otro comencé a tener falta de aire y a tener fiebre muy alta. Cuando me pasó eso, manifesté la fe, pero no aconteció nada, por el contrario, quedé más grave.

Se vino el punto más alto de la pandemia en Estados Unidos, al encontrarme cada vez más delicado de salud, tuve que ir al hospital en cinco ocasiones y fui a uno de los mejores hospitales que está en Los Ángeles, Ca. Pero, sinceramente no tuve la confianza de que me internarán, aún encontrándome muy mal de salud. Estaba siendo recetado por los médicos desde Brasil, pero como sabemos, cuando los síntomas de una enfermedad y más del COVID -19 son tratados, el remedio se convierte peor que la enfermedad, fue lo que aconteció en mi caso. Mi estado de salud empeoraba cada vez más, los músculos de mi cuerpo se comenzaron a paralizar y no conseguía más ni siquiera ingerir agua, porque sentía que me ahogaba.

En Estados Unidos, en el hospital ellos no me medicaban, lo único que ellos querían era hospitalizarme, pero yo no acepté, al darme cuenta que las personas estaban muriendo y tenían que quedarse prácticamente solas. La situación que estaba viviendo era crítica, el dolor que sentía puedo decir que era terrible y la angustia que sentía; pasaba noches sin dormir y así pasé por 3 meses. La sudoración era demasiada y a toda hora, me tenía que bañar y cuando lo hacía sentía mucho frío y mi cuerpo temblaba. Mi cuerpo se fue debilitando cada vez más hasta que pensaron que iba a morir, pero fue cuando vino el socorro.

Dios siempre viene al socorro y más una vez, Dios usó al obispo Macedo y a la señora Ester, para proveer el socorro para que pudiera venir a Brasil. Sabía humanamente que al subir a un avión las posibilidades de morir eran grandes y así aconteció. Al estar en el avión en dos ocasiones estuve a punto de fallecer, mi esposa Fátima es testigo de eso. Personalmente no tengo miedo de la muerte, porque tengo seguridad de mi salvación. Pero, ¿por qué pasé por esa situación? ¿Por qué Dios lo permitió? Para poder dar testimonio, qué es lo que acontece cuando uno manifiesta la fe y aparentemente no funciona.

Lo que me aconteció fue durante y después de una Hoguera Santa, en ese momento ya había hecho mi voto de sacrificio con Dios, pero en ningún momento, pregunté a Dios el porqué, no indagué, no dudé o me dejé llevar por los porqués. Porque vienen a nuestra mente los cuestionamientos. El diablo quería aprovechar la situación en ese momento, pero yo tuve que vivir lo que creo y predico. Fue ahí que me di cuenta que cuando la fe aparentemente no funciona, o no tiene poder, nosotros tenemos que confiar en el carácter de Dios

La confianza es lo que falta en varias ocasiones para que las personas puedan ver el poder de Dios en su vida. Pero, porqué es que muchas veces falta esa confianza. Puede ser que la persona no es bautizada con el Espíritu Santo o porque aún no está viviendo en comunión con Dios. Es por eso, que las dudas dominan y es ahí que viene el fracaso y la derrota. Porque, aún usted siendo de Dios, se tiene que saber que se enfrentarán situaciones, en que será necesario manifestar la fe. Y en el momento va a parecer que la fe no está funcionando. De igual manera aconteció con los héroes del pasado, ellos manifestaron la fe, pero en el momento parecía no haber una respuesta por parte de Dios, ellos tuvieron que confiar en el carácter de Dios. Algunos ejemplos de ellos son, Daniel cuando fue echado al foso de los leones; Sadrac, Mesac y Abed-nego fueron echados al horno de fuego, así aconteció de igual manera con Abraham, Isaac, Moisés y con los profetas, patriarcas, apóstoles… Y de igual manera aconteció con el obispo Macedo, con nosotros y acontecerá con aquellos que manifiestan la fe.

Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve”. Malaquías 3:18. Para poder ver esta diferencia en la vida de uno, es bueno aclarar que no será de un día para el otro, que esta Palabra no se cumplirá inmediatamente o que la vida será transformada al siguiente día, porque usted manifestó la fe. Para que eso acontezca se tendrá que pasar por problemas o luchas. Pero, al manifestar la fe, nosotros tenemos que confiar en el carácter de Dios, esto es, en lo que Dios ha prometido en Su Palabra. Es así que la Palabra se cumple y el nombre de Dios es glorificado. Por eso, cuando aparentemente el poder de la fe no funciona, hay que creer en el carácter de Dios.

Sólo la justicia de Dios y la diferencia la pueden ver los justos y cómo es que una persona se torna justa delante de Dios, cuando ella entrega su vida, su alma al Señor Jesús. Y eso le da la garantía de que Él cumplirá con Su Palabra. Es así que comienza la diferencia en la vida de la persona, porque la transformación da inicio en el carácter de ella, porque fue el propio Espíritu Santo que la transformó.

Si usted quiere ver la Palabra de Dios cumpliéndose en su vida, usted tiene que comenzar a ser diferente, para tener una vida diferenciada, comenzar con usted mismo, le invitó a que todos los días abra su biblia en esta parte bíblica de Malaquías 3:18. Y usted con sus propias palabras va a hablar con Dios, a cobrarle y a decirle que usted quiere ser diferente para poder hacer que Su Palabra se cumpla en su vida y así sea glorificado Él en su vida. Es por lo consecutivo, que eso lo llevará a usted a una entrega total hacia Él, lo tornará en una persona justa. Eso lo llevará a ver la diferencia de los que sirven a Dios y los que no le sirven. Y aquellos que se tornen en justos podrán ver la Palabra de Él cumpliéndose en su propia vida.

Dios les bendiga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *